Pueblos Indígenas

Print
Press Enter to show all options, press Tab go to next option

No obstante su inmensa diversidad, los aproximadamente 45 millones de descendientes de los habitantes originales del hemisferio se enfrentan continuamente a la discriminación y a la desesperación de la pobreza. La IAF inicia operaciones justamente cuando las poblaciones indígenas estaban organizándose en torno a su identidad para enfrentar la inigualdad. En las últimas cuatro décadas, el movimiento ha dado lugar a muchas formas innovadoras para abordar el desarrollo, en algunas instancias con una dimensión cultural, a la cual la IAF ha respondido. En el 2011, 32 por

ciento de los fondos destinados a donaciones de la IAF fueron invertidos en apoyo a grupos indígenas, para que estos puedan acceder y tomar ventaja de oportunidades económicas mientras preservan su herencia.

Proyectos recientes:

Antes de la llegada de los españoles, la gente indígena de El Salvador cultivaba intensamente el añíl (índigo), al cual ellos llamaban xiquilite, extrayendo el colorante para decorar cerámicas y textiles. En Cuisnahuat, Sonsonate, Asociación el Bálsamo (EL BÁLSAMO), trabaja con agricultores para revitalizar el cultivo orgánico del índigo. Los agricultores mejoran sus cultivos y procesan el tinte para su comercialización. También producen fertilizantes y pesticidas orgánicos para uso propio y para la venta, así como desarrollan las destrezas administrativas y de comercialización para su cooperativa.

El Centro de Investigación Diseño Artesanal y Comercialización Comunitaria (CIDAC) comenzó a trabajar en los años 80 con artesanos indígenas y mestizos para rescatar las artesanías en decadencia de Santa Cruz, Bolivia y hacer de ellas una parte valorada de la vibrante herencia multicultural del país. Por medio de un par de donaciones de la IAF, el CIDAC ha capacitado artesanos guaraní, weenhawek, ayoreo y otros de 50 comunidades para que refinen sus obras de cerámica, tallado en madera y demás artesanías. Al desarrollar sus talentos, técnica y capacidad de comercialización, estos artesanos de las tierras bajas tropicales, han revitalizado su arte, incrementado sus ganancias y mejorado su posición en la comunidad. En el 2010, el trabajo de estos artesanos fue exhibido en el Museo Nacional del Indigena Americano del Smithsonian en Washington, D.C.

Ecosta Yutu Cuii, Sociedad de Solidaridad Social (Ecosta), esta enfatizando en el desarrollo económico y la conservación en 12 comunidades del municipio de San Pedro Tututepec, Oaxaca, Mexico. Dentro de los objetivos principales de la iniciativa están el mejorar la producción de alimentos con prácticas ambientalmente responsables, la ampliación de las iniciativas de ecoturismo, el lanzamiento de pequeñas empresas, el favorecer la protección de la fauna y el aumento del fondo de crédito para las comunidades. De esta iniciativa se benefician más de 400 familias de mexicanos de ascendencia indígena, africana y mestiza.

El Centro de Textiles Tradicionales del Cusco (CTTC) presta servicios de capacitación a tejedores de la sierra peruana en diseños y técnicas andinas tradicionales. Las ventas de CTTC por catálogo electrónico y de su tienda en la Plaza de Armas de Cusco, proveen recursos para que sus tejedores puedan comprar artículos básicos y para la educación primaria y secundaria de sus hijos. Desde su primera donación de la IAF en el 2003, el CTTC ha incrementado sus afiliados de entre 500 a 775 mujeres, hombres y jóvenes. El CTTC está experimentando con índigo cultivado para utilizarlo como tinte natural. Esta organización ha tenido mucho éxito en la preservación de los diseños y técnicas tradicionales y ha incrementado la apreciación por la cultura indígena tanto dentro como fuera del Perú.

Sa Qa Chol Nimla K’aleb’aal (SANK) esta trabajando con 100 comunidades en las municipalidades de Chisec y Raxuhá, en Alta Verapaz, Guatemala para establecer la posesión y propiedad de tierras que se basa en las tradiciones Q’eqchi; así mismo, para incrementar la concientización sobre la degradación del ambiente y como les afecta y capacitando agricultores en las ventajas de la diversificación de cultivos y los riesgos asociados con el monocultivo y el uso intensivo de pesticidas.

Lectura(s) Adicional(es):

Titulación de tierras en Tuzulután

Los españoles que en el siglo XV invadieron los valles fértiles de Alta Verapaz, conocidos como tezulután, o tierra de guerra, no pudieron conquistar por la fuerza a los indígenas q’eqchí’. Pero en 1535, Fray Bartolomé de las Casas, un sacerdote dominicano, apeló a su fe para ganarse a los q’eqchí’ y, antes de que pasara una década, muchos de ellos le habían cedido el control de sus tierras y sus vidas a esa orden religiosa. La explotación subsiguiente y el control de zonas extensas por parte de extranjeros no terminaron cuando Guatemala logró su independencia de España, en 1821. En la década de los 30, la opresión era tan grave que muchos de los q’eqchí’ huyeron al norte para escapar de ella. Leer más…