Producción Agrícola

Print
Press Enter to show all options, press Tab go to next option
;

De acuerdo con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas, el 70 por ciento de los más pobres viven en áreas rurales. En Latinoamérica y el Caribe, muchas familias agrícolas deben vivir separadas durante meses, debido a la necesidad de suplementar sus bajos ingresos o la subsistencia no alcanzada por sus cultivos con trabajo temporal en plantaciones localizadas en lugares distantes, inclusive fuera del país. Millones más carecen de tierra y son forzados a sobrevivir del arriendo o división de cosechas. Desde el año 1972, la IAF se ha empeñado en la inversión de fondos para donaciones en las áreas rurales (35 por ciento en el 2011). Nuestros donatarios trabajan por una agricultura más productiva y con mejores ganancias a través de la capacitación en nuevas técnicas agrícolas, diversificación de productos e iniciativas para tomar ventajas de nichos de mercado.

Proyectos Recientes:

Despertar Maya, Asociación Civil (DEMAAC) asiste a los apicultores indígenas mayas tzolzil, tzeltal y ch’ol de la selva y las tierras altas de Chiapas, México en la capacitación y apertura de nuevos mercados para los productos de miel. DEMAAC ofrece préstamos, coordina asistencia técnica, apoya el proceso de certificación orgánica y además paga a los productores por la miel contra entrega. Los miembros están organizando un comité que vende a clientes en Bélgica, Alemania e Italia, así como está continuamente contactando distribuidores y exportadores. Mejores ventas y la exportación de miel de certificación orgánica y de comercio justo al mercado europeo benefician a más de 900 familias en la región.

Empresa Cooperativa del Sur del Cauca (COSURCA), una cooperativa Colombiana, que ha diversificado y expandido su mercado de café orgánico como resultado de una donación de la IAF. Muchos productores han hecho la transición a la producción orgánica; la cooperativa ha mejorado el centro para el procesamiento de café orgánico y sus ventas tanto al mercado doméstico como a clientes de los EE.UU. y Europa. COSURCA asiste a una cooperativa afiliada con la etiqueta de mercado justo “Café femenino”, que es cultivado, procesado y vendido solo por mujeres. Más de 1.160 familias están obteniendo mejores ingresos como resultado de este proyecto.

Caxi Asociación para el Desarrollo Integral, provee de capacitación y asistencia técnica a más de 300 agricultores para que mejoren la eficiencia y productividad de sus pequeños negocios de procesamiento de carnes, miel, salsa y pasta de tomate, jaleas, mermeladas, embasado de frutas y producción de alimento para animales.

Fundación Castillo (FUCAS) trabaja con miembros de dos asociaciones y una cooperativa de agricultores en Elias Piña, cerca de la frontera entre República Dominicana y Haití para incrementar la cosecha de aguacates y limones, así como en la unión de producción para ofrecer mayor cantidad, desarrollo de destrezas gerenciales y de mercadeo. También tienen como objetivo la protección de la cuenta hidrográfica de Artibonite mediante la agricultura orgánica y la aplicación de las necesarias técnicas agroforestales.

Mouvement Paysan de l’Acul du Nord (MPA), ayuda a más de 600 miembros de familias mediante el desarrollo de la producción, procesamiento y venta de yuca (casava) y productos asociados como por ejemplo calabazas, camote y frijoles en Camp Louise y La Souffrière, dos secciones comunales of Acul du Nord, cerca de Cap-Haïtien, Haití.

Lectura(s) adicional(es):

El evangelio agrícola de Elías Sánchez

En la granja en la ladera de una colina donde hasta su muerte en el año 2000 ayudó a miles de agricultores hondureños a aprender cómo mejorar sus tierras, Elías Sánchez solía recoger un puñado de tierra y dejarla escapar entre los dedos cuando pedía a los agricultores que le dijeran qué era. ¿Era simplemente un receptáculo para semillas y nutrientes en el que crecían las plantas? ¿O era algo vivo que ya estaba lleno de procesos con los cuales las semillas, los nutrientes, el aire y el agua interactuaban?

La noción del suelo como ecosistema complejo que debía entenderse más que explotarse era uno de los pilares de una estrategia agrícola que Sánchez denominaba “la granja humana”. Otro era la convicción de que podía estimularse la imaginación para encontrar localmente recursos pare el desarrollo. Ambas son ideas que, por analogía, se entienden a todo el concepto de asistencia para el desarrollo. ¿Son las regiones de pobreza recipientes en los que las semillas y nutrientes de la tecnología y los conocimientos occidentales deben implantarse, o han evolucionado como ecosistemas con sus propios procesos y recursos, entre ellos la creatividad y el liderazgo? Leer mas...