Blog

Print
Press Enter to show all options, press Tab go to next option

Curso intensivo sobre la lengua misquito como incursión en una cultura

Laura Sauls*

By Inter-American Foundation on Comment

La región de los misquitos en Centroamérica, que abarca la zona del Caribe desde el extremo oeste de Honduras hasta la costa oriental de Nicaragua, ha sido un área anecdótica durante mucho tiempo. Las selvas de esta región, conocida por diversos nombres —misquita, la Mosquitia o incluso la Costa de Mosquitos, como la novela de Paul Theroux— han estado rodeadas de misterios durante cientos de años, incluso antes de la época colonial, que más tarde continuaron a través de la interacción con rebeldes esclavos y bucaneros. Una de las becadas por la IAF para 2016-2017 se encuentra realizando su investigación en Nicaragua y Honduras, donde no solamente explorará este difícil terreno, sino también el idioma del pueblo misquito.

 

Mi primer contacto con el idioma misquito en casi cinco meses me tomó un poco por sorpresa. Me había reunido para tomar café con uno de mis instructores de idiomas en el verano de 2016; se trata de un estudiante de medicina de la universidad de la capital nicaragüense, Managua, que se dirigió a mí en misquito antes de recurrir al español:

Instructor: Naksa Laura! Nahki sma ki?
Yo: Ummmm…pain! Pain sna! An man?
Instructor: [incomprensible misquito para mí]….me entiendes?
Yo: ¡Apia!

Para aquellos que se lo preguntan, el breve pasaje anterior deja en claro que aún soy una principiante. Sin embargo, ¡me alegraba haber respondido a la primera pregunta en misquito después de realizar un programa introductorio de seis semanas! A continuación, transcribo el resumen de la conversación:

Instructor: ¡Hola Laura, cómo estás?
Yo: Ummmm…¡bien! muy bien. Y usted?
Instructor: [aún en un incomprensible misquito para mí] …¡me entiendes?
Yo: ¡No!

Admito que el diálogo anterior es muy poco inspirador, tanto en cuanto al contenido como en cuanto a mi nivel de comprensión; sin embargo, este es un tipo de idioma completamente diferente del inglés o de una lengua romance. ¡Me alegro de ser capaz de recordar algo, ya que tendré que utilizarlo!

Un hombre corre en circulo, parte de un juego con ninos cerca de la playa

Enseñando a los niños de la villa de Haulover a jugar pato, pato, ganso, solo que le llamamos cerdo, cerdo, perro o Kwirku, kwirku, yul porque no sabíamos como decir pato o ganso! 

Mientras me encuentro en Nicaragua iniciando mi trabajo de tesis doctoral, mi objetivo es hacer investigaciones no comparativas en múltiples sitios. Eso significa que en este momento, fundamentalmente trabajo en una oficina en Managua brindando apoyo a una coalición de indígenas y a grupos del sector forestal de todo Centroamérica y México, conocidos como la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB). La primera mitad del tiempo que estaré en Centroamérica respaldada por la IAF, entrevistaré a líderes de la coalición, asistiré a reuniones y talleres y ayudaré a organizar eventos y programas con la AMPB. Mi investigación se centra en el papel de la colaboración regional entre estos tipos de grupos en relación a la promoción de reclamos comunitarios o territoriales respecto de los recursos naturales, y cómo ha avanzado esta colaboración a lo largo del tiempo.

En junio de 2017, me dirigiré hacia el norte, a Honduras, donde centraré mi investigación en uno de los grupos miembros de la AMPB y en la forma en que se involucran regionalmente y actúan a nivel local para garantizar el derecho a los recursos naturales. Durante este período, viviré en Puerto Lempira, la capital de la Mosquitia hondureña, y trabajaré con MASTA, miembro de la AMPB, que representa a cerca de 60,000 habitantes del pueblo misquito en la parte hondureña de la costa atlántica de América Central. Si bien podré trabajar en español la mayor parte del tiempo, el lenguaje cotidiano en la costa es el misquito. Además, algunos ancianos y especialmente las mujeres, no hablan mucho español y son renuentes a practicarlo. Si quiero comunicarme con ellos, al menos necesitaré llegar a un nivel rudimentario de conversación en su lenguaje.

Un grupo frente a un auto amarillo transportando una canoa

Celebrando Sihkru Tara,-- la festividad anual que une a los misquitos de Honduras y Nicaragua en Bilwi (Agosto del 2016).

Mi idea es visitar algunas de las comunidades periféricas para aprender sobre las formas en que el reconocimiento del gobierno de los derechos de los misquito al territorio ha influido en cómo la gente accede y utiliza sus recursos naturales. El proceso de aprendizaje de este particular lenguaje me tomará mucho más de seis semanas de instrucción formal, pero siento que tengo los conocimientos básicos para aprenderlo in situ. Mi investigación será más sólida debido a mis esfuerzos, ya que podré manifestar a las personas con las que trabajo mi compromiso con su región y mi sincero interés por su cultura e historia.

El lenguaje en sí es fascinante y se basa en una interacción de más de 400 años con varias potencias coloniales, esclavos africanos marginados y misioneros. Eche un vistazo a las frases en negrita en esta oración:

Yang Miskitu bila lan takisna Miskitu uplika nani aisaia an Miskitu sturika nani nu kaia dukiara.

Mi deseo es aprender misquito para poder hablar con los habitantes de este pueblo y conocer sus historias.

Mangle en el agua

Mangle en la ruta a Haulover.  El transporte por agua juega un papel muy importante en la economía y cultura de los misquitos.  

Lan takisna es la forma conjugada en primera persona de lan takaia. Takaia es un «verbo auxiliar» frecuente que se añade a un sustantivo derivado del inglés para crear un nuevo verbo. Aquí, lan proviene del inglés «aprender» o «aprendizaje», y lan takaia literalmente significa «aprender/obtener conocimientos». En la misma línea, kaia (ser) es un verbo auxiliar para nu, que proviene de la palabra inglesa «saber»; nu kaia se traduce como «saber»

En última instancia, me emociona volver a la costa y seguir aprendiendo misquito. El apoyo de la IAF es fundamental para llevar a cabo esta investigación de tesis en las fronteras y con la mirada puesta en las tendencias regionales e internacionales. Además, esto sienta las bases para mi futuro como investigadora de desarrollos de base, lo que me permite adquirir habilidades, amistades y nuevas ideas en tres idiomas.  

__________________________________________________

Laura Sauls, estudiante de doctorado en la Universidad Clark en Massachusetts, es una de las 16 estudiantes seleccionadas para las  Becas de la IAF  del 2016-2017. Se encuentra en Centroamérica investigando coaliciones regionales, gobernanza de recursos naturales y alternativas de desarrollo de base entre comunidades indígenas y forestales dependientes en Honduras y Nicaragua.

Return to full list >>

Free viewers are required for some of the attached documents.
They can be downloaded by clicking on the icons below.

Acrobat Reader Flash Player QuickTime Windows Media Player Microsoft Silverlight Word Viewer Excel Viewer PowerPoint Viewer
comments powered by Disqus