Blog

Print

Lecciones del trabajo continuo ante el huracán Matthew en Haití

Dieusibon Pierre-Mérité*

By Inter-American Foundation on Comment

Cuatro meses después de que el huracán Matthew, una tormenta de categoría cuatro, azotara Haití, es posible que la atención del mundo se haya desviado hacia otros temas; sin embargo, los haitianos siguen recuperando y reconstruyendo sus comunidades. Mientras tanto, las organizaciones de asistencia humanitaria están llevando a cabo evaluaciones sobre la respuesta internacional que este desastre recibió. En un esfuerzo por mejorar continuamente las labores de socorro que se realizan ante eventos mortales como este, es muy apropiado hacer preguntas como ¿las respuestas de los contribuyentes y los recursos financieros fueron suficientes? ¿qué tan eficaces fueron los planes de preparación ante desastres? ¿se coordinó de forma adecuada la ayuda internacional entre los dirigentes y se presentó suficiente rendición de cuentas a las poblaciones afectadas?

El informe de la evaluación en tiempo real sobre la respuesta internacional ante el huracán Matthew, recientemente publicado y elaborado por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la Organización de las Naciones Unidas, sugiere que "se han producido mejoras significativas en cuanto a la respuesta internacional ante las consecuencias humanitarias del huracán Matthew en comparación con otros desastres ocurridos previamente en Haití, aunque la mejora ha sido irregular"

La Fundación Interamericana (Inter-American Foundation, IAF) no es una agencia de socorro ante desastres; sin embargo, tras la tormenta de octubre de 2016, la IAF respaldó a su redes de socios de base existentes  en la adaptación de sus propias intervenciones sociales y económicas ante emergencias para abordar las necesidades de más de 10.000 sobrevivientes de la tormenta.

La IAF sigue apoyando a sus socios haitianos. En un esfuerzo por contribuir al dialogo para mejorar las labores de socorro futuras, la IAF incluye algunas lecciones aprendidas tras el huracán Matthew desde la perspectiva de sus socios de base, quienes son los que resultan más afectados cuando los desastres ocurren.

Matthew-IMG_4805

Cuando ocurre un desastre, los donatarios afectados son los que saben cómo reconstruir sus vidas.

Tras la embestida del huracán Matthew en la parte sur de Haití en octubre de 2016, la Fundación Interamericana (IAF) concedió asistencia inmediata a cinco organizaciones de base en el departamento Sur a fin de ayudarlas a abordar los problemas causados por la devastadora tormenta. Esta experiencia le permitió a la IAF comprender mejor el impacto y, además, las lecciones aprendidas tras esta experiencia pueden ser útiles para las intervenciones futuras a escala nacional o mundial. A continuación, algunas de las observaciones, lecciones aprendidas y recomendaciones del campo:

  • El equipos de enlace local y apoyo administrativo (Local Liaison and Administrative Support, LLAS) de la IAF debe ponerse en contacto sin demora con los dirigentes de las organizaciones beneficiarias inmediatamente después de un desastre. Durante las reuniones de seguimiento, todos los miembros de las organizaciones afectadas expresaron su gratitud y reconocimiento a la IAF, ya que esta fue la primera organización en interesarse en la situación tras la tormenta, según un miembro de la Organisation de Développement Durable et Solidaire D'Haïti (ODDSHA), donatario de la IAF.  

  • El coordinador de la IAF en el campo debe organizar visitas rápidas de respuesta para evaluar la situación individual de cada grupo afectado a fin de determinar el nivel de apoyo necesario. Estos deberían consultar con otros miembros de la comunidad que hayan sido afectados por el desastre; no solo con los grupos asociados con los proyectos financiados por la IAF. Durante las reuniones evaluativas, los residentes apreciaron que la IAF fuese la primera organización en visitar sus comunidades para evaluar los daños y las necesidades. Incluso una semana después del huracán, ninguna autoridad se había interesado en visitar sus comunidades.

Deusibon-IMG_4677

Dieusibon Pierre-Mérité escucha a miembros de una comunidad afectada por el huracán Matthew

  • Es importante permitir que los miembros de todas las organizaciones se expresen durante las reuniones posteriores al desastre. Sea paciente durante las discusiones. Escuche las frustraciones de los miembros con atención. El enlace local de la IAF notó que, durante la primera visita luego del huracán, los residentes querían quedarse más tiempo en las reuniones.
  • El personal debe visitar los jardines, hogares y otros edificios destruidos tanto como sea posible. Hable con figuras prominentes, pero no solo con ellas. Además de conversar con los dirigentes de las organizaciones, hable también con los miembros ordinarios.
  • Hablar con los grupos de mujeres por separado. En ciertos casos, las mujeres no hablan con franqueza sobre sus asuntos en presencia de hombres. Por ejemplo, las madres estarán más dispuestas y serán más capaces de hablar de forma clara sobre los asuntos relacionados con los niños.   

  • Tomar en cuenta las propuestas de los pueblos sobre cómo ellos desean continuar con sus actividades comunitarias más allá del corto plazo. Por ejemplo, ¿cuáles son sus necesidades a medio y largo plazo? 

  • Evitar proponer soluciones a los residentes y sobrevivientes tras un desastre. Durante las visitas de seguimiento, la mayoría de las organizaciones le agradecieron a la IAF por la estrategia utilizada para ayudar a las personas a afrontar los problemas causados por Matthew y a recuperarse de estos. "La IAF tiene mucho respeto por sus socios donatarios, pues esta fundación respeta sus deseos", indicó un miembro de la ODDSHA tras la respuesta.
  • Facilítar apoyo psicológico a los sobrevivientes. La disponibilidad de la asesoría que la IAF les ofreció a las organizaciones que sufrieron pérdidas demostró ser muy importante para las comunidades en recuperación. Esto les permitió a las poblaciones afectadas fomentar su confianza y fortalecer su autoestima. En el periodo inmediatamente posterior a la tormenta, algunos sobrevivientes pensaron que sus vidas habían llegado a su fin, pues sus bienes habían sido destruidos. La asesoría les ayudó a recuperar su confianza y su motivación para revitalizar los ingresos familiares.

Mattew-IMG_9869

Las comunidades que están preparadas para responder a los desastres  naturales son menos vulnerables.

  • Reforzar la solidaridad entre las organizaciones de base celebrando sesiones de intercambio de ideas con dirigentes de varios grupos. Durante la reunión de seguimiento con Mouvman Peyizan 3yème Seksyon Kanperen (MP3K), los dirigentes de los grupos explicaron la importancia de la solidaridad y de las redes de contactos.
  • Identificar y elogiar el trabajo comunal realizado por las organizaciones comunitarias antes de intervenir. Notamos que antes de que llegara la ayuda humanitaria, los miembros de los grupos ya se habían organizado para ayudar a los sobrevivientes y para limpiar las vías, a fin de facilitar la comunicación en áreas más remotas.  
  • Tomar fotografías para documentar los daños y las necesidades durante la primera visita evaluativa en el campo y tome más durante las visitas de seguimiento.
  • Las estructuras resistentes a las tormentas que fueron construidas en comunidades con el financiamiento de la IAF desempeñaron un papel importante en la protección de los miembros de la comunidad. En el periodo subsiguiente al huracán, las instalaciones del MP3K y de la Association Planteurs Jonc-Tiby acogieron a más de 1500 miembros vulnerables de la comunidad. Gracias a su apoyo, las personas que no son miembros de estas organizaciones tienen una percepción más positiva de estas últimas.
  • Fomentar la comunicación entre las organizaciones durante la etapa evaluativa. El equipo de la IAF en Washington D.C. mantiene contacto regular con el equipo sobre el campo a fin de alinearse y adaptarse de cerca según la realidad que impere sobre el terreno.

  • Las intervenciones toman tiempo. Estas requieren que haya un alto nivel de comunicación con los grupos para preparar el financiamiento.    
  • Alientar a los miembros de las organizaciones a desarrollar resiliencia a las condiciones climáticas extremas. Las comunidades que están preparadas son menos vulnerables.  
__________________________________________________

Dieusibon Pierre-Mérité es el enlace y apoyo local (SEAL) en HAITI para la Fundación Interamericana.

Return to full list >>

Free viewers are required for some of the attached documents.
They can be downloaded by clicking on the icons below.

Acrobat Reader Flash Player QuickTime Windows Media Player Microsoft Silverlight Word Viewer Excel Viewer PowerPoint Viewer
comments powered by Disqus