Blog

Print
Press Enter to show all options, press Tab go to next option

El conflicto, coca y café en Colombia

Edith Bermudez*

By Inter-American Foundation on Comment

A pesar de estar atrapados en el cruce de fuego de la guerra civil colombiana, los productores de café del departamento del Cauca están más interesados en incrementar la calidad de sus productos y la coexistencia pacífica en sus comunidades. Mediante el trabajo fervoroso en sus cultivos y con un espíritu empresarial apoyado por la asociación en cooperativas, los campesinos han resistido intervenciones de los grupos armados. Sus historias representan esperanza de cara al conflicto y el cambio, el potencial de la oportunidad y la importancia del liderazgo en la comunidad. 

En un viaje reciente por la región, visité algunas de estas cooperativas. Mi gira incluyó la Cooperativa del Sur del CaucaCOSURCA, una de las organizaciones socias de la Fundación Interamericana (IAF) en Colombia. Ésta es una asociación sombrilla que abarca 11 cooperativas o grupos organizados. 

Timbio1
Municipio de Timbio en Popayán, Colombia 

Las oficinas de COSURCA y planta de procesamiento están localizadas en el municipio de Timbío, el cual cuenta con gran variedad de atractivos naturales a 30 minutos de Popayán, la capital del departamento del Cauca. Desafortunadamente para los casi 1700 productores de café asociados a COSURCA como son la Asociación de Productores de la Sierra (ASPROSI) y Asociación de Productores de Balboa (ASPROBALBOA), el territorio también es zona de impacto para el enorme conflicto colombiano. En esta región, la historia entrelaza grupos asociados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el ejército, grupos paramilitares y los variados grupos criminales que están envueltos en la producción de cocaína. 

El gerente de COSURCA, Rene Ausecha, reitera que así como los múltiples atractivos de la zona, también poseen una fuerte presencia de elementos ilegales de la FARC. El apoyo de COSURCA ha sido crítico para las comunidades que están cambiando de una economía basada en la producción de coca al café. 

 “La IAF ha estado con nosotros en los momentos más difíciles”, menciona Ausecha, “pero todavía no hay un ambiente seguro en algunas comunidades.” Él explica que el conflicto ha fragmentado algunas comunidades y afecta el variado tejido social que es crítico para avanzar con las iniciativas de producción. Estos conflictos han hecho que el trabajo de COSURCA y las otras cooperativas tenga muchos retos. 

Exportcoffee
COSURCA: Café procesado y listo para exportar a clientes internacionales que ofrecen café gourmet.

Hacer que los agricultores cambien la producción de coca por café, caña de azúcar u otros cultivos, es crítico para la agenda de paz en el Cauca. Pero aún con la constante asistencia técnica que brinda COSURCA, es muy difícil hacer que el café reemplace completamente a la coca. Lo que los campesinos en la región quieren hablar no es sobre las décadas del conflicto sino sobre los retos que tienen en la producción de café. Los retos incluyen el combate a la roya, aumentar la calidad de su café de exportación y la expansión del mercado para estar competitivos. COSURCA procesa café para exportación  y también producto terminado para el mercado nacional. Así mismo, han incursionado en el procesamiento y venta de jugos de frutas para mantener a la organización competitiva y rentable. 

En la visita a una de las pequeñas parcelas productivas, encontramos a Alba Luci Santacruz, madre de tres hijos y de unos 45 años. Esta agricultora asociada a una de las cooperativas que trabajan con COSURCA, nos dio un pequeño tour de su ecléctica parcela de tierra que incluye  vegetales orgánicos y café y que además utiliza fertilizantes orgánicos que prepara con compost y otros materiales de desecho. “La familia come vegetales sanos.” nos reitera con orgullo mientras arranca varias zanahorias,“yo no cultivo coca porque para eso tengo café y otras cosas que la finca nos da para comer sin correr riesgos.”

Cocaplantation

Al visitar pequeñas parcelas donde se cultiva café, encontramos una plantación de coca. Alba Luci explica que el  
cultivo de coca es un negocio riesgoso y que ella prefiere cultivar caf'e y verduras orgánicas.

“Así como Alba Luci encontramos muchos agricultores”, explica el ingeniero Ruber Paramija que trabaja para COSURCA y quien esta impresionado de la resolución  de los miembros de las cooperativas para mejorar la producción de café con nuevas prácticas, aún de cara a los muchos retos que se encuentran al vivir en una zona de conflicto. 

Anteriormente, menciona Ausecha, los agricultores han sufrido en manos de muchas de las partes envueltas en el conflicto; por ejemplo, con la política de erradicación de las plantaciones de coca, “Plan Colombia” tuvimos fumigaciones aéreas en la región. Esto afectó no solo las plantaciones de coca, sino que toda producción de maíz, frijoles, hortalizas y repercutió en la salud de los habitantes del área. Asimismo, los paramilitares se infiltraron en una de las organizaciones socias y que la FARC demandó pagos, pero que la cooperativa se rehusó a pagar. COSURCA se opone al cultivo de la coca, con excepción de algunas plantas para uso medicinal y se opone en particular al monocultivo ya que reemplaza la producción de alimentos.

carrots
Alba Luci Santacruz muestra los productos de su huerta orgánica

“A nuestros asociados e incluso a nosotros mismos nos han pedido “la vacuna” (pago a la guerrilla), pero resistimos” declara Ausecha. “Permanecemos firmes para mostrar que la comunidad nos apoya y que trabajamos para el bien común.”

Al final, es claro que son los agricultores locales los que hacen sus decisiones de que plantar y como resistir al conflicto que los rodea. Por el momento, ellos están enfocados en trabajar juntos y avanzar con los dividendos que les puede presentar el proceso de paz y que puede venir con el cultivo de café. Divisando el proceso de paz en el horizonte, señala con optimismo Ausecha de COSURCA: “la esperanza es que las cosas sean diferentes.” Lo que es mucho más probable porque luego de sufrir y resistir durante tantos años de guerra los agricultores del Cauca están listos para la paz.

______________________________________________________________________
*Edith Bermúdez es especialista en comunicaciones para la oficina de asuntos externos y gubernamentales de la IAF

<
Return to full list >>
comments powered by Disqus